Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

          Después de un largo período de reflexión sobre sí o no al cultivo ecológico, se tomó la decisión de que fuese el sí. Ya hemos empezado el compromiso de cambiar a ecológico todas las parcelas que actualmente estamos cultivando. Lo haremos muy pausadamente para cometer los menos fallos posibles.

          A partir del mes de octubre empezamos en conversión con las primeras parcelas que tenemos registradas, y a partir del mes de octubre del próximo año (2017) ya estarán en ecológico. Las restantes parcelas las iremos registrando poco a poco, ya que disponemos de cinco años para ponerlas todas con el mismo sistema.

 

         

        

          El motivo de esta decisión no está tomada a la ligera, sino como consecuencia de experiencias anteriores, más el trabajo realizado durante años en los cultivos con control integrado y lucha biológica, ya que realmente no tratamos con pesticidas desde hace tiempo pero si continuamos con abonados tradicionales, y nos faltaba dar este paso, para tener los cultivos con la certificación ecológica.

          Las parcelas que están registradas son La Playa y Posteragua, en ellas cultivamos: mangos,  papayos, naranjas, guanábanas, tunos (higos chumbos), maracuyá y noni. Nos espera una difícil y larga tarea para poder llegar a la meta deseada y poder compartir con todos nuestros amigos y clientes nuestros productos.

          Por este o por otro medio iremos informando de nuestras experiencias, errores y aciertos que esperamos compartir con todos ustedes.

Visto: 998

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

            El mango, junto con el kiwi, el papayo y la piña, contiene enzimas capaces de digerir las proteínas. Estas enzimas, llamadas proteolíticas ayudan al organismo a digerir los alimentos y a aprovechar mejor los nutrientes. Ayudando a la digestión y al malestar intestinal.

            Su composición es distinta según la variedad que se trate, pero todos ellos tienen algo en común: su elevado contenido en agua.

            Es una de las frutas más antioxidantes, capaz de aumentar las defensas del organismo.

            Es rico en fibra, magnesio y selenio, bajo en grasa y no contiene colesterol. Por su alto contenido en potasio lo convierten en una fruta con un importante efecto diurético, ayudando contra la retención de líquidos.

           

       Además de vitaminas A (que mejora la vista, la piel, el cabello, mucosas y ayuda al funcionamiento del sistema inmunológico) y C (interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos), es rico en vitamina B (importante para el sistema nervioso y el correcto funcionamiento del metabolismo).

            Las propiedades nutritivas del mango son excelentes en la lucha de diferentes tipos de cáncer, como el de próstata, colon, mama, leucemia y otras enfermedades.

Si eres una persona con diabetes tipo 2 debes tener mucho cuidado en elegir las frutas apropiadas, pues algunas, como en el caso del mango, hay que comerlas en pocas cantidades debido al alto nivel de azúcar. Si no eres diabético te aportará la suficiente energía que necesitas para afrontar el día.

Visto: 1131
Imprimir