Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

           A continuación les dejo con un artículo que han publicado hoy día 8 de mayo,en el periódico "La Provincia" (carla al lector), donde expongo mi punto de vista acerca de las apañadas de las cabras por nuestra zona. 

"De nuevo se desata la polémica, el Cabildo de Gran Canaria decide abrir un plazo para hacer apañadas de cabras en el monte de Tamadaba y Guguy.

Y me pregunto yo que si de verdad quieren hacer apañadas, o realmente lo que quieren es que no se solicite ninguna petición. Te exigen seguro de riesgo en el caso de algún accidente, vehículo legalizado para transportar animales vivos, que los deposites en la Granja del Cabildo para que sean examinados y registrar al animal.

No sabemos si los permisos son individuales o colectivos, pues las apañadas son un trabajo colectivo, individualmente se puede hacer, pero para recoger una cabra, no más. Pregunta, ¿por qué no se hace una apañada de verdad, con un colectivo de pastores, gente que conozca la zona y las cabras, que sepan lo que hacen?

El consejero y el presidente siguen pensando en que lo mejor es el rifle, argumentando que en otros archipiélagos se hace lo mismo, pero lo que no dicen es que, los señores del rifle ni son profesionales, ni son especialistas, son personas que tienen sus propios trabajos y les gusta la cacería. El cabildo les contrata, solicita sus permisos y seguros de riesgo, vienen a Gran Canaria, hacen una matanza y se marchan dejando todos los animales muertos en el terreno. A nuestros pastores, cuando se le muere un animal, les exigen mucha documentación, que los lleven a incinerar, etc. etc. Y a estos señores “especialistas”, no sólo les pagan, sino que les permiten que los animales los dejen mal heridos, sin abatirlos bien, sufriendo hasta que mueren.

Estoy totalmente de acuerdo en que no pueden estar asilvestradas, ya que destrozan, y más en nuestra zona, muchas plantas endémicas, que tenemos la obligación de conservar (y más ahora que somos Reserva de la Biosfera), pero sí creo que tienen que existir algunas para conservar los pasos y senderos, y tener por donde poder disfrutar de lo que tenemos. ¿O es que no podremos disfrutar de nuestro entorno? tenemos que tener en cuenta que entre reserva natural especial, reserva natural protegida, parque rural, parque natural y reserva de la biosfera, estamos totalmente rodeados de naturaleza, si las cabras están molestando, las eliminan todas, no nos dejan disfrutar del medio que es nuestra entidad, ¿es que están pensando en eliminarnos a nosotros también? ¿Quién va a disfrutar de estos espacios? ¿Somos una zona virgen y única para los turistas? ¿Por qué no se desarrollan actividades para que los que vivimos en la zona podamos seguir aquí? ¿O es que con esto se venden las camas de las zonas turísticas?

Creo que los técnicos hacen mucha falta, pero estos tienen que estar en el terreno, no sentados detrás de una mesa en un despacho. Todos los buenos técnicos agrícolas, agrónomos y forestales que conozco son amantes de la naturaleza, la conocen y se la patean, pero no son ellos los que dictan las normas y las leyes con las cuales nos regimos.

Ya me gustaría saber cuántas veces, estos expertos en la materia (según ellos) han corrido detrás de las cabras, cuántas han ordeñado y cuántas veces han estado jugando con los baifos, como hemos hecho la mayoría de las personas que vivimos en los lugares donde una cabra es uno más de la familia, ya que, nos da leche, queso, carne, y abono para las plantas. Y me extraña que un dirigente de una organización agrícola y ganadera esté a favor de la matanza indiscriminada de estas.

Teniendo en cuenta todo esto creo que antes de apertura de nuevo permisos para hacer “apañadas” individualmente, se debería hacer una reunión con los conocidos de las zonas y preguntarles qué es lo mejor para preservar el medio de estos animales y llegar a unas conclusiones sensatas. Unos de los argumentos anteriormente expuestos era que se hacían en otros archipiélagos, vamos a diferenciarnos de los demás, hagamos algo distinto. Conservemos nuestra flora y también nuestra fauna."


José Alberto Umpiérrez Díaz, Tazarte.

Tagged Under
Imprimir